Pruebas de email adaptativo

El diseño adaptativo es clave para lograr el máximo rendimiento de tus emails. Asegúrate de que tus correos funcionen bien en los dispositivos móviles realizando pruebas de email adaptativo antes de enviarlos.

Someter los emails a pruebas garantiza el control de calidad

Tus suscriptores pueden acceder a los mensajes de muchas formas diferentes: con dispositivos móviles o en ordenadores portátiles o de sobremesa, mediante servicios de email como Gmail o Yahoo u otros y a través de diferentes navegadores web como Firefox, Internet Explorer… Tanta variedad es genial, pero suele generar problemas en tu estrategia de emailing. Por ejemplo, algunos mensajes podrían no entregarse o ser identificados como spam o correo no deseado. Además, la visualización de los mensajes puede cambiar según el cliente de email y podría no ser lo que esperabas. Para evitar estos contratiempos, es necesario emplear pruebas de email adaptativo. Hacer pruebas es la única forma de asegurarte de que tus campañas de emailing lleguen a su destino y transmitan el mensaje deseado.

Tres iconos de email dispuestos en diagonal.

Un elemento esencial del proceso de entrega

Los correos de prueba son un elemento imprescindible en las campañas de email marketing. Igual que nunca enviarías material de marketing a la imprenta sin revisar el contenido y el formato, deberías hacer lo mismo en tus procesos de emailing. Los mensajes se muestran de forma diferente según el dispositivo y el cliente de email, lo cual puede hacer estragos con la presentación de tu correo. Incluso aunque utilices una plantilla para los emails, debes asegurarte de que no surjan problemas.

Ilustración gráfica de las plantillas de email para móviles.

Múltiples posibilidades para las pruebas

Tus suscriptores pueden elegir qué hacer con tu mensaje, y tú también. Hay muchas formas de poner a prueba un email para garantizar que es el mejor que podrías enviar. Estos son cuatro de los métodos de prueba más comunes:

Enviar el mensaje a tu cuenta de email: enviar un email de prueba a tu propio proveedor de buzón de correo electrónico te permite verlo como lo haría un suscriptor real. Enviarlo a un servicio de pruebas especializado: este método permite realizar pruebas rápidamente sin tener que estar haciendo listas de envíos e iniciando sesión en los buzones de prueba, pero no se ven tan claramente algunos problemas que pueden surgir con el código. Utilizar un proceso de compilación: en este método, los desarrolladores separan los componentes del email con una herramienta de ejecución de tareas para así construirlo (y probarlo) de forma eficiente. Emplear dispositivos reales: crear un “laboratorio de dispositivos” con diversos aparatos y plataformas permite probar de manera directa todos los modos de acceso al email.

REGÍSTRATE YA

Tras las pruebas, envía con Mailgun

La API de email de Mailgun te permite enviar correos transaccionales o campañas de email marketing masivo mediante nuestro servidor SMTP y nuestra API de HTTP. La integración con tu sistema de email es muy rápida, así que podrás empezar desde ya a dejar todo esto en nuestras manos y disponer así de más tiempo, que puedes dedicar a realizar tests A/B, programar envíos o hacer seguimiento de tus mensajes. Nuestras herramientas permiten controlar el rendimiento con analíticas de email avanzadas y, si falla la entrega, te damos información detallada del registro para que puedas solucionar el problema a la primera. Prueba Mailgun y disfruta de la mejor entregabilidad y asistencia del mercado.

Echa un vistazo a nuestros planes y a las funciones que te ofrecen para potenciar tu entregabilidad. Para empresas que envían más de 100 000 emails.

OTRAS FUNCIONES

Explora más allá de las pruebas de email

Mailgun ofrece todo un conjunto de funciones para las empresas que necesiten pruebas de email adaptativo.

Mailgun icon

Descubre todas las ventajas que te brinda la mejor plataforma de emailing del mundo.

Empezar es facilísimo. Y gratis.
Milgun-Icon